El Concejo aprobó un nuevo sistema de estacionamiento medido

Será con una aplicación y suma a Horqueta, Dardo Rocha y Lomas. Nuevo esquema tarifario. Mientras se desarrollaba la sesión, la casa de Riganti era asaltada.

El pago del estacionamiento en San Isidro dejará de ser por medio de los obsoletos parquímetros y será a través de una aplicación de celular. Pero, en las tierras de Gustavo Posse el pago por estacionar es un tema históricamente polémico, desde la controvertida concesión a la empresa SISTE. Por eso, la propuesta de un nuevo sistema enviada por el gobierno de Gustavo Posse fue arduamente debatida en el Concejo Deliberante. Después de un trabajoso acuerdo, logrado en el recinto, fue aprobado por 12 concejales un proyecto del bloque PJ, con modificaciones pedidas por el possismo.

La normativa, propuesta por el bloque de Fabián Brest y Juan Ottavis, establece que el valor hora no deberá superar los 15 pesos. Y que los aumentos posteriores del precio estarán “sujetos al equivalente del porcentaje de actualización salarial de los empleados municipales”, según reza el articulado. O sea estarán atados a las mejoras salariales de los empleados municipales de San Isidro. Si el Ejecutivo quisiera actualizar por encima de ese porcentaje deberá conseguir la aprobación del Deliberante.

Por otro lado, la Ordenanza amplía las zonas afectadas por el cobro. Las áreas comerciales de Las Lomas, Horqueta y Dardo Rocha van a estar tarifadas, pero se incorporarán progresivamente, previas campañas de información.

Este fue uno de los puntos en los que el oficialismo cedió, ya que en principio Posse esperaba agregar también Boulogne y Villa Adelina. En cambio estipularon que futuras ampliaciones del estacionamiento deberán pasar por el Concejo Deliberante, un punto en el que conformó a la oposición.

Sin embargo, el punto más discutido es que el Departamento Ejecutivo había propuesto pagar hasta el 38% de la recaudación al adjudicatario del servicio informático. Con Vocación rechazó “asociar” a una empresa con el municipio en la recaudación mientras que planteó pagar un monto fijo. Tras un picante debate, y un prolongado cuarto intermedio, la bancada oficialista aceptó que en la licitación haya oferentes dispuestos a cobrar como máximo el 30% de la recaudación.

El municipio podrá licitar a empresas o firmar un convenio con universidades públicas para la creación y mantenimiento del soporte informático. Los contratos serán por un plazo de hasta cuatro años, prorrogables por otros dos. En este punto, las bancadas de Unidad Ciudadana y Frente Renovador lograron sumar a las casas de altos estudios como oferentes, algunas de las cuales están proveyendo sistema de estacionamiento a varios distritos del GBA. Además, se deberá asegurar que los usuarios cuenten con una diversidad de sistemas y medios de pago.

Según el vecinalismo, cerca de 90 millones de pesos anuales pagarán los vecinos por estacionar. Por eso varios bloques de la oposición lograron fijar en la Ordenanza que lo recaudado tenga la asignación específica de fondear planes de movilidad sustentable y seguridad vial.

También, el municipio deberá colgar en su web un informe trimestral sobre el funcionamiento del sistema y rendir cuentas de la administración.

Al iniciar la sesión extraordinaria eran cinco los proyectos en danza en torno al estacionamiento. Además del despacho impulsado por Cambiemos (con sus reformas), Unidad Ciudadana, Frente Renovador, PJ y ConVocación por San Isidro pugnaron hasta último momento por imponer sus dictámenes de minoría.

Tras un acalorado debate para unir proyectos, el edil de Unión Cívica Carlos Castellano mostró su disconformidad y pidió abstenerse de votar, posición que también tomó su par Carlos Juncos.

También insatisfechos con los cambios alcanzados, los bloques del massismo y del vecinalismo votaron cada uno sus dictámenes, mientras que Unidad Ciudadana retiró su despacho y votó por la negativa. Así la nueva Ordenanza, que derogó la 8860/2015, fue aprobada con las diez manos del possismo y dos del justicialismo.

ASALTO A LA CASA DE CATALINA RIGANTI

Mientras los concejales discutían en la quinta sesión extraordinaria del año, la vivienda de la edil de Con Vocación por San Isidro Catalina Riganti era asaltada. Según informó el partido vecinal, “dos sujetos irrumpieron en su casa ubicada en Béccar. El hecho despertó la alarma de los vecinos, quienes avisaron a la Policía. A la llegada de los efectivos al lugar, los sujetos escaparon por la parte de atrás de la residencia, después de romper mallas metálicas en ventanas, forcejear puertas y hurtar pertenencias de los familiares de Riganti”.

La concejal aclaró a Guía de Noticias que “por suerte no había nadie en casa”, pero se manifestó “asustada” y con “sensación de invasión”. “Es muy raro. Primero leo en el Concejo la carta que el cineasta Mariano Cohn le mandó a su hermano fallecido. Después lo expongo a Posse en Periodismo Para Todos por las obras inexistentes del Plan Federal de Viviendas y a los dos días pasa esto”, alertó.

“Aunque hay inseguridad en San Isidro, el contexto en el que se enmarca este suceso nos lleva a interpretarlo como un acto de intimidación o represalia. A lo largo de los últimos años mientras ConVocación crecía de manera evidente, nos armaron causas truchas, nos apretaron en la calle, nos robaron los carteles, amenazaron a los vecinos que nos ayudaban. Y no podemos ignorar los antecedentes”, señaló.

En horas de la tarde, Riganti asentó una denuncia en la comisaría 11va de Béccar y su casa era peritada por la Policía Científica. “Quiero aprovechar para agradecer especialmente a la gobernadora María Eugenia Vidal y al secretario de Seguridad de Nación, Eugenio Burzaco, por su ayuda y apoyo cercano. También a todos los bloques opositores por su solidaridad”, expresó a este medio.

Print Friendly, PDF & Email
Share